Cooperación internacional: una década no ajena a controversias

La cooperación internacional para el desarrollo ha cumplido diez años en Canarias. Es la propia sociedad la que en 1994, preocupada por la situación de pobreza y los grandes desequilibrios mundiales, reivindica que las instituciones destinen más fondos a la lucha contra la pobreza, siguiendo las recomendaciones de los organismos internacionales. Y estas movilizaciones son las que logran que el Parlamento de Canarias apruebe una resolución en la que se insta al Gobierno Autónomo a destinar el 0,7% de su presupuesto a este fin, una cifra que, a fecha de hoy, aún no se ha alcanzado.

La demanda de cooperación internacional responde a un deber ético de solidaridad entre los pueblos, a la responsabilidad de los países enriquecidos con la mejora de las condiciones de vida en los países empobrecidos, y a la necesidad de una distribución más justa de la riqueza.

Cooperación oficial.- Durante una década, el Gobierno de Canarias ha financiado proyectos de cooperación en diversos países empobrecidos. Estos proyectos han sido adjudicados tanto de forma directa como indirecta, es decir, a través de convocatorias públicas de subvenciones dirigidas a ONG de Desarrollo (ONGD) y otras entidades.

¿Cuánto dinero destinamos a cooperación? A día de hoy sabemos que durante el período comprendido entre 1995 y 2005 se destinaron casi 50 millones de euros a la cooperación internacional. Esta cantidad se ha generado a través de alzas y bajas y, si bien en apariencia parece elevada, lo cierto es que Canarias continúa estando en los últimos puestos en relación con otras comunidades al asignar sólo el 0,09% del presupuesto consolidado a Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), según datos de 2004 del Ministerio de Asuntos Exteriores.

¿Adónde van a parar esos fondos? En el período 1995-2005, el 42,1% de los fondos del gobierno autónomo se ha destinado al continente africano, siendo Mauritania, Cabo Verde y Senegal los países que mayor financiación han recibido en los últimos años. A América Latina se ha destinado el 54,89% de los fondos, especialmente a Venezuela, Cuba y Argentina. Esta selección de destino ha generado grandes controversias, al denunciar la Federación Coordinadora de ONGD de Canarias la alta relación existente entre los destinos de las ayudas institucionales y los países donde las inversiones de las empresas canarias son mayores, así como en aquellos lugares con alta presencia de emigrantes canarios.

¿En qué se gastan los fondos? Según fuentes oficiales, en los últimos 10 años, el 49% de los fondos se ha dirigido a proyectos de desarrollo, el 48% a ayuda humanitaria -en la que destaca el apoyo al Pueblo Saharaui- y el 3% a campañas de sensibilización para dar a conocer los problemas del desarrollo entre la población canaria. Hay que puntualizar que, en 2005, tan sólo el 1,7% se destinó a este último cometido, lo que puede derivar a la larga en una falta de apoyo por parte de la población canaria a la cooperación internacional.

Por otro lado, los cabildos insulares y los ayuntamientos canarios, han venido contribuyendo desde los años ochenta al desarrollo de los pueblos del Sur, existiendo actualmente 37 municipios que disponen de partidas para cooperación. Su papel es especialmente relevante dada la cercanía de las entidades locales a la ciudadanía. La preocupación más relevante que tienen hoy nuestras corporaciones locales se debe a la dispersión y atomización de la cooperación que éstos realizan. Por ello, durante las IV Jornadas de Solidaridad y Cooperación con los Pueblos, organizadas por la Fecam en enero de 2006, se reflexionó sobre la conveniencia de la creación en Canarias de un fondo local de cooperación internacional para el desarrollo.

Cooperación no oficial.- En la actualidad son muy diversos los agentes que trabajan en cooperación. Universidades, institutos de investigación y empresas han comenzado a sumarse a esta importante tarea. Aun así, las ONGD siguen siendo los actores con más experiencia en esta materia. Actualmente hay unas cuarenta ONGD en Canarias que trabajan en el campo de la cooperación internacional. Estas organizaciones presentan gran diversidad de actuaciones, realizando proyectos de ayuda humanitaria, emergencia, cooperación técnica, educación para el desarrollo, etc. Las ONGD canarias se han organizado en la Federación Coordinadora de ONGD de Canarias, siendo uno de sus principales objetivos el transformar las actitudes actuales de la ciudadanía hacia posiciones más críticas con el sistema dominante occidental, encaminándolas a favor de modelos y valores de desarrollo humano integral y sostenible.

Otro de sus objetivos es fortalecer las ONGD, dado que disponen de poco personal especializado en la gestión de proyectos y cuentan con escasos recursos materiales e infraestructuras. Con el objetivo de alcanzar sus propósitos, la Federación Coordinadora realiza numerosas actividades como cursos de formación, campañas de difusión de proyectos, jornadas de cooperación para el desarrollo, proyectos de identificación de agentes de cooperación en Cabo Verde, Mauritania y Senegal, etc. Recientemente, despunta la redacción de un borrador de la Ley Canaria de Cooperación Internacional al Desarrollo, que se presentó el pasado mes de enero a los grupos parlamentarios canarios para su estudio. La aprobación de la tan esperada Ley Canaria de Cooperación supondría un gran impulso y facilitaría la planificación de la cooperación por parte de todos los agentes.

El futuro.- El Gobierno de Canarias se propone fortalecer la cooperación con África impulsando la Casa de África como foro permanente de encuentro e intercambio cultural, así como estrechar sus vínculos con la Agencia Española de Cooperación Internacional y crear la Agencia Canaria de Cooperación Internacional. Especialmente relevante es la intención del Ejecutivo Autónomo de destinar el 0,36% del presupuesto a AOD en el año 2008, lo que nos acerca paulatinamente a los compromisos adquiridos. Por su parte, las ONGD trabajan para acercar la ciudadanía canaria a la realidad del Sur, velar por el cumplimiento del Código de Conducta de las ONGD, profesionalizar sus recursos humanos, fortalecer sus estructuras y asegurar la participación de las ONGD en la definición de las políticas canarias de cooperación.

En todo caso, un arduo trabajo espera a todos los agentes canarios de la cooperación. Pero ante todo, si realmente se desea contribuir al esfuerzo internacional para erradicar la pobreza en el mundo, deberían atenderse a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que establecen la asignación del 0,7% a AOD, el 20% de la misma a servicios sociales básicos y el destino del 0,15% a los Países Menos Avanzados. Porque no debemos olvidar que hace más de diez años la población canaria demandó la asignación de más fondos a cooperación con el fin de contribuir a mejorar el destino de otros seres humanos, más allá de nuestros propios intereses estratégicos y comerciales.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
COrreo-e
Share on print
Imprimir

Patrocinador