De ‘entre fantasmas’ a ‘tengo un plan’

El “extraño caso del padrón inflado” abrió un año cuyo balance podría ser “más de lo mismo” o “estamos trabajando en ello”, sobre todo ante la creciente problemática social. Emmasa fue multada con 450.000 euros por subcontrataciones irregulares de Sacyr, socio mayoritario de la empresa mixta. La justicia anuló la privatización de 2006 y obligó a un nuevo pleno con similar resultado, aunque con algunos votos en sentido contrario.

Impar y acabado en 13. Pésimo fario para los supersticiosos, pero el año no fue tan malo para Santa Cruz. Ni tan bueno. Porque en la capital tinerfeña ya no es cuestión de suerte. O sí. Según se mire. Un resumen del año en Santa Cruz podría tener este titular: las trece historias del trece. Serían trece asuntos o momentos clave, tanto novedosos como con origen en el año anterior; o incluso, en períodos mucho más lejanos en el tiempo.

El año comenzó con el extraño caso de los fantasmas del padrón. Es decir, la aparición de 15.306 personas mayores de 16 años sin DNI, que no existían tras cotejar el INE los datos del Negociado de Población Municipal. Las quejas del alcalde Bermúdez dieron paso a la ira de Las Palmas, con alguna salida de tono de su primer regidor, Cardona, y su petición de cinco millones de euros al verse supuestamente perjudicada. Todo ello reavivó el pleito insular. Sí se Puede denunció ante la Fiscalía Anticorrupción los hechos aún no aclarados del todo, aunque se abrió una comisión de investigación técnica e interna que, como otras anteriores en democracia, concluyó archivada sin más consecuencias. Las pérdidas económicas se calcularon en 2,3 millones de euros. Población de Santa Cruz a 1 de enero de 2013: 206.965 personas.

Fue el segundo año del pacto de gobierno CC-PSOE, tan estable y firme en la superficie como con síntomas de ruptura en lo interno. Sobre todo por el enfrentamiento del concejal de Urbanismo, el socialista José Ángel Martín, con Hilario Rodríguez, heredero de la era Zerolo. Momentos culminantes de estas diferencias fueron la negativa del pleno a conceder honores al fallecido líder nacionalista Antonio Cubillo (una propuesta del propio Rodríguez) o el cruce de acusaciones respecto al caso Las Teresitas y la responsabilidad del anterior alcalde. Un resto del proyecto de Perrault que Miguel Zerolo abanderó es el llamado Mamotreto. Cerrarlo y vigilarlo costó diez millones de euros y una sentencia firme, además de condenar a varios ex altos cargos municipales, dictamina su derribo. Pero ahí sigue.

El año trajo algunas novedades en este caso, para el que habría que colocar al final el clásico continuará. El Ayuntamiento reclama a los empresarios que compraron el frente de la playa 70 millones, intereses incluidos… y el 20 de octubre llegaba la sorpresa cuando Urbanismo anunciaba que se había descubierto una nueva e importante documentación que demostraban que los terrenos que el Ayuntamiento de Santa Cruz compró en 2001 a Inversiones Las Teresitas ya eran de su propiedad desde nada menos que 1967. La justicia continuó dando la razón a los vecinos sobre la titularidad de sus propiedades en el Valle de Las Huertas, otra pata de la trama, para llevar el proceso al año 1989.

Otro asunto recurrente es el de Emmasa y su socio mayoritario, Sacyr. Mucho ruido y pocas nueces, aunque esta vez, tras varios amagos, llegó una multa en la vía administrativa (la judicial sigue otro camino) de 450.000 euros a la empresa por subcontrataciones irregulares. La justicia dio la razón a Guigou, el gran opositor al proceso privatizador y lo anuló para obligar a celebrar un nuevo pleno que retrotrajo todo al año 2005. Para concluir con idéntico resultado… pero con votos distintos en el caso del PSOE (entonces en contra y ahora a favor) y el PP (al revés).

Febrero trajo como cada año el Carnaval, objeto de otro análisis en este anuario. Pero por desgracia esta vez hay que mencionar en el balance el accidente de la candidata a reina Saida Prieto, que sufrió graves quemaduras en la gala. Lo ocurrido trascendió el ámbito de la fiesta y llegó a la vía judicial. La única dimisión fue la del gerente de Fiestas, área de gobierno responsabilidad del CCN.

Mientras, el eterno Plan General de Ordenación (PGO) conoció un nuevo capítulo con la corrección de los reparos de la COTMAC que aprobaba el 80 por ciento del documento y cierto triunfalismo al anunciar Urbanismo que se había resuelto la polémica figura del fuera de ordenación de 57.000 vecinos. Dieron sus primeros pasos tres diseños fundamentales, elaborados desde la Gerencia, para el desarrollo de tres ámbitos: los planes especiales de El Toscal, el Parque Marítimo y el Puerto. Los dos primeros se mostraron a los vecinos para abrir un intenso debate y en el último se pretende definir un marco con la idea de la apertura de la ciudad al mar como premisa. En esa recuperación del mar para el chicharrero, aunque queda mucho por hacer, parece vislumbrarse luz al final del túnel. Nunca mejor dicho tras culminar la construcción del de la Vía Litoral y licitarse el que corresponde al Puerto en la Vía de Servicio.

En lo social hay una fecha relevante, el 20 de septiembre. Sonia, madre y extrabajadora de Mararía, estalló en una Comisión de Control. Y dirigió sus duras palabras a unos concejales en silencio o pendientes de sus teléfonos móviles, en unas imágenes que dieron la vuelta a España. Fue la punta del iceberg de un año lleno de interrupciones de los plenos o comisiones de control. La Plataforma de Afectados por las Hipoteca (PAH), las ex trabajadoras de Mararía… Estas últimas también estuvieron reivindicando su situación, al igual que los opositores a las antenas de telefonía. Aumentó la participación vecinal en las sesiones y eso es un buen dato para el futuro.

Fue también 2013 el año de los primeros impagos de las ayudas básicas o PCI; de la proliferación de ONGs, plataformas y bancos de alimentos; del realojo, aún sin derribo, de las personas que vivían en la antigua fábrica Celgán de Tío Pino y de la consolidación de las chabolas del Pancho Camurria como el barrio número 82 de Santa Cruz. Un lugar emblemático absolutamente abandonado, el parque Cultural Viera y Clavijo, se convirtió en el segundo asentamiento de indigentes de la ciudad. El año pasado surgió con fuerza la plataforma por la rehabilitación del parque y las primeras divergencias sobre su futuro entre administraciones, en este caso el Ayuntamiento de Santa Cruz y la Consejería de Cultura del Gobierno de Canarias.

No hay que olvidar la salida a la superficie de un nuevo perfil, relacionado con la crisis, la indigencia y los sin techo, una realidad en aumento que apenas puede paliar un saturado Centro Municipal de Acogida. O la detección de cientos de niños, sobre todo en el Suroeste, que van a clase sin desayunar. El IMAS ha reforzado su estructura para intentar aliviar esta coyuntura y agilizar las ayudas de emergencia. Aunque el foco de atención mediática estuvo centrado en los desahucios, con especial protagonismo para las activistas de la PAH y su portavoz Inma Évora, los bancos, en concreto Bankia, y el alcalde. Bermúdez, en uno de los actos de mayor relevancia en su mandato, puso en marcha un protocolo antidesahucios pionero en el Estado que se ha demostrado efectivo.

El sector del taxi pasó 2013 entre turnos de trabajo, con esas letras A, B y C que se quedaron para el recuerdo pegadas a los vehículos, establecer el día o los días de parada y el rescate de licencias. Simples amagos que no pueden superar tantos problemas de siempre, como la desunión y el exceso de permisos; como otros nuevos, caso de las consecuencias de la implantación del tranvía o el efecto de la crisis económica.

Además, la falta de financiación estatal fue un factor clave para que no pudieran desarrollarse los convenios de reposición o rehabilitación de viviendas. Solo el de Cuesta Piedra tomó impulso con el derribo de las 108 últimas casas del barrio. Quedan pendientes los de La Salud, Santa Maria del Mar, Miramar, José Antonio y La Candelaria (siempre envuelta en la polémica), La Victoria, Las Moraditas… Y muchos años después, todavía el municipio paga el alquiler a vecinos desalojados de sus casas por la riada del 31 de marzo de 2002 o por la expropiación en el barranco de Santos.

Un resumen del año no estaría completo sin al menos enumerar temas recurrentes y aparcados sine die por las razones que sean. Por ejemplo, el desarrollo de la playa de Valleseco, la plaza de toros (incluida en el BIC del barrio de Los Hoteles), los huertos urbanos, el viejo cementerio de San Rafael y San Roque, el Balneario, el mercado de La Abejera en García Escámez, la Casa Siliuto de El Toscal, la ordenación del Rastro, el Plan Estratégico (diez años después de su primera redacción), la accesibilidad o la piscina de Las Retamas, Y solo son algunos ejemplos.

Terminó 2013 casi como empezó, con un último pleno el 21 de diciembre que trató, entre otras cosas, sobre… las supuestas irregularidades en el padrón municipal. Un cierre de círculo en toda regla. Ah. También se dieron los primeros pasos para investigar y juzgar al senador Miguel Zerolo por el caso Garcia Cabrera. En 2014… Pero esa ya es otra historia.

Algunas cosas buenas

No todo podía ser negativo. Dentro de un panorama con más grises que blancos, algunas realidades permiten valorar ciertas mejorías. Por ejemplo en la limpieza, donde los zafarranchos continuados en todos los distritos dentro de la llamada Operación Barrios han paliado al menos en parte la sensación de suciedad que ha acompañado a la capital. Y también ha sido exitosa, con algunos matices, la iniciativa de abrir los comercios en domingo en el centro, diseñada por el concejal Florentino Guzmán. Comenzó el 7 de abril y tuvo continuidad todo el año. Asimismo, Santa Cruz vivió su primer Plenilunio en septiembre, la noche en blanco de la capital. Cruceros y, sobre todo cruceristas, siguieron llegando a miles al puerto en 2013. Una posible fuente para generar riqueza aún sin explotar. En el horizonte queda el congreso nacional de hoteleros en 2014, pero definido el año pasado. Para acabar con el haber de Guzmán Plasencia, el año pasado se dieron los primeros pasos para acometer la rehabilitación del Templo Masónico
de la calle San Lucas a través del acuerdo con la principales logias de España.

El área de Hacienda, que encabeza Alberto Bernabé, dio los pasos para recuperar el servicio de la Recaudación Voluntaria que llevaba más de veinte años en manos privadas. Bernabé también abanderó una gran operación de saneamiento de la deuda a través del pago de intereses que fue muy criticada el PP. Otra buena noticia para la ciudad fue la apertura de visitas guiadas al Palmétum después de muchos años en los que el antiguo lazareto reconvertido en jardín botánico permaneció de espaladas a los ciudadanos. A la espera de la ansiada escollera o dique semisumergido, cuya emergencia reiteró en varias ocasiones el alcalde Bermúdez, el consistorio afrontó en apenas un par de meses obras para acondicionar la avenida de San Andrés y protegerla en lo posible de los efectos de la fuerza del mar.

El análisis político

CC: En marzo elige un nuevo Comité Local con Marisa Zamora, una histórica de ATI, al frente… y mayoría para la corriente política independentista Taller Secundino Delgado, que lidera el concejal Hilario Rodríguez. Las dudas se ciernen sobre la figura de José Manuel Bermúdez en cuanto a ser candidato a ser reelegido como alcalde. En julio, las concejales Ángeles Arbona y Carmen Delia González dejan sus puestos “por motivos personales” a José Alberto Díaz-Estévanez y Zosimo Darias, miembro del PNC.

PSOE: la diputada nacional Patricia Hernández se convierte en la nueva secretaria general de Santa Cruz al imponerse entre cuatro planchas. El camino de la candidatura a la alcaldía está abierto con dos pesos pesados en la sombra, los concejales José Ángel Martín (Urbanismo) y Florentino Guzmán Plasencia (Sociedad de Desarrollo).

PP: Cristina Tavío se curtió durante el año al frente del grupo más numeroso de la oposición municipal. Su candidatura por el PP a la alcaldía en 2015 es una posibilidad que crece cada día después de un curso en el que sus nueve concejales demostraron, sobre todo, su valía profesional y preparación.

Sí se Puede: Se consolidó con más de 80 propuestas solo en el pleno sobre el Estado del Municipio. Y cientos en las sesiones regulares por parte de sus dos concejales, Pedro Fernández Arcila y Asunción Frías.

Ciudadanos: Guillermo Guigou centró su gran caballo de batalla en el futuro, fuera de Santa Cruz, y en las emisiones de gases de la Refinería de Cepsa, que cesó su actividad en julio, la retomó a finales de noviembre y volvió a parar el 23 de diciembre.

Por Tenerife: José Manuel Corrales, siempre ocurrente y con varios golpes de efecto en los plenos, decantó su labor opositora hacia lo social y en concreto a la lucha contra los desahucios en apoyo a las reivindicaciones de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH).

CCN: el partido, o mejor su líder omnipresente, Ignacio González, candidato oficial a la alcaldía en 2015, empezó a ir “por libre” pese a formar parte del equipo de gobierno en pacto con CC y PNC. Dos ejemplos: solicitar de nuevo la declaración de emergencia social para el municipio y su propuesta fundamental, una playa en el centro con la recuperación de la de San Antonio.

Facebook
Twitter
LinkedIn
COrreo-e
Imprimir

Patrocinadores

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad