CajaCanarias: 180.000 créditos en plena crisis

CajaCanarias incrementó durante el ejercicio 2009 su volumen de negocio y alcanzó una cifra superior a los 22.500 millones de euros, frente a los 21.854 con los que contaba al término del año 2008, lo que representa un aumento del tres por ciento interanual. Además, se concedieron casi diez mil millones de euros de crédito a clientes, en la línea de ejercicios precedentes, con la formalización de casi 180.000 operaciones a familias, pymes y autónomos.

CajaCanarias cerró el año 2009 con altos niveles de solvencia y liquidez. A pesar del difícil contexto económico, esta entidad de ahorro mantuvo los principales parámetros de gestión por encima de la media del sector de Cajas de Ahorros, especialmente en eficiencia y productividad, donde CajaCanarias ha conseguido mantenerse en el grupo de las mejores cajas del país. A 31 de diciembre de 2009, con un volumen de negocio de 22.505 millones de euros y un incremento del tres por ciento, el volumen de recursos de clientes se situó en los 12.538 millones, 940 millones más que doce meses antes, lo que representa un aumento del 8,1%. En este apartado hay que destacar la gran aceptación que tiene entre los ahorradores la cartera de productos de ahorro-inversión, seguros de alta rentabilidad, seguros de vida-ahorro, fondos de inversión y planes de pensiones.

En el apartado de crédito a clientes, la cifras se han situado en 9.966 millones, en la línea de ejercicios precedentes, con la formalización de cerca de 180.000 operaciones a familias, pymes y autónomos. Destaca en el apartado de financiación a empresas la comercialización de las Líneas ICO, con la aprobación de más de 1.600 operaciones por un importe cercano a los 63 millones de euros, que superó en un 50 por ciento al alcanzado en 2008. En materia de financiación de viviendas a particulares, pese a la contracción de este mercado debido a una menor demanda, CajaCanarias incrementó la concesión de hipotecas en un 1,4%, frente al descenso generalizado en el conjunto del sector, lo que en buena medida se debe al apoyo a los jóvenes en la adquisición de su primera vivienda gracias a las ventajas que aporta la Hipoteca Joven Canaria, que ha posibilitado la compra de una vivienda a cerca de diez mil familias de las Islas.

Programa solidario

Dentro de las actividades del ejercicio, destaca la segunda edición del Programa Solidario de CajaCanarias, con mayor alcance que la edición de 2008, ya que ha contenido nuevas medidas de apoyo a familias, autónomos, comercios y pymes de las Islas. Algunas de las acciones desarrolladas por el Programa Solidario fueron las ayudas directas a familias afectadas por situación de desempleo, de las que se recibieron cerca de seiscientas solicitudes de todas las Islas; el apoyo a la comercialización de productos agropuecuarios de origen canario por parte de autónomos; la colaboración con diferentes instituciones locales e insulares en sus programas de emergencia social; el apoyo a programas de capacitación e inserción laboral de personas con discapacidad, en los que han participado cerca de 500 personas; la ayuda a la encomiable labor que desarrollan algunos centros y comedores sociales; así como un destacado programa de formación presencial y on-line en temas empresariales, del que se han beneficiado más de 1.100 personas. El Programa Solidario también permitió reestructurar las cargas financieras de las familias y empresas, ya que cerca de 900 clientes han visto mejorados sus compromisos financieros.

El ratio de morosidad se ha mantenido por debajo de la media del sector a lo largo de todo el año, situándose en diciembre en el 4,5 por ciento, frente al 4,9 nacional. El ratio de cobertura de los activos dudosos es también uno de los mejores, fruto de una estrategia de anticipación en las dotaciones, con un 67,4 por ciento, por tan sólo un 56,6 de la media de cajas de ahorros y de un 55,5 en los bancos. Este criterio de prudencia se ha trasladado también a la cuenta de resultados de 2009, que registra un notable avance en la actividad comercial, destacando una reducción de los ingresos por comisiones y la contención de gastos, lo que ha permitido destinar a provisiones 164,9 millones, cifra que triplica las efectuadas en 2008 y que se realiza en previsión de que se prolongue el estancamiento de la actividad económica durante 2010.

Este importante refuerzo de las dotaciones ha significado que el beneficio neto después de impuestos se cifre en 52,8 millones de euros, cuya variación con respecto al ejercicio anterior ha sido menor que el de la media del sector. De este resultado, la entidad destinará 40,2 millones a reservas, para fortalecer su solvencia, y 12,6 millones a la dotación del presupuesto de la Obra Social y Cultural para este ejercicio 2010, que se destinarán principalmente a programas y proyectos de marcada índole social y asistencial.

Para contrarrestar el profundo cambio estructural que ha experimentado en los últimos años el entorno económico y financiero en el que CajaCanarias desarrolla su actividad, esta entidad afrontó en 2009 nuevos retos encaminados a consolidar su posición de liderazgo en las Islas, con la mejora en la prestación de servicios y la apuesta por la innovación. Entre esos desafíos se encuentra la constitución del Grupo Banca Cívica, inicialmente formado por CajaCanarias, Caja Navarra y Caja de Burgos, que han configurado un modelo pionero en España de integración interregional de entidades y abierto a otras cajas de ahorros, como las de Ávila y Segovia, que acaban de aprobar el comienzo de las negociaciones para su adhesión. Este ambicioso proyecto se encuentra en la fase de aprobación institucional definitiva para proceder a la consolidación de los balances de las entidades fundadoras desde el próximo mes de abril.

Nuevos retos

Además, para fortalecer la proactividad comercial y profundizar en la relación con sus clientes, esta Caja de Ahorros ha incentivado la formación en su plantilla, constituida por 1.500 empleados fijos, con la impartición de más de 96.000 horas de formación. Este esfuerzo ha dado también como resultado la obtención de diferentes normas de calidad en la prestación de servicios y en proyectos de I+D+i (Investigación, desarrollo e innovación), además de adaptar la actividad a los estatutos ESGB para la Empresa Responsable. A diciembre de 2009, la infraestructura comercial de CajaCanarias estaba formada por 253 sucursales, dos más que al cierre de 2008, a las que se suman 566 cajeros automáticos y terminales multiservicio, la mayor red bancaria que opera en el Archipiélago, orientada a prestar una atención más cercana a los clientes gracias a un diseño funcional que permite ofrecer un servicio especializado tanto a empresas como a clientes particulares.

También se ha producido un avance sustancial en la automatización de la actividad de CajaCanarias, con 5,1 millones de operaciones al mes realizadas a través del nuevo canal de banca electrónica CajaCanarias Online, que cuenta ya con 271.000 usuarios, convirtiéndose en el canal de referencia de uno cada tres clientes de la entidad a la hora de efectuar sus transacciones. La puesta en marcha de una iniciativa innovadora en España de banca móvil para terminales de última generación supuso un nuevo avance en la apuesta tecnológica de la entidad, que adaptó sus servicios financieros para que puedan ser utilizados de forma fácil y sencilla por los usuarios de teléfonos móviles con pantalla táctil y acceso a internet. En materia de productos y servicios cabe destacar en el ejercicio de referencia el lanzamiento de la Cuenta Autónomos y el Servicio Comercio Premium dirigido a comerciantes, la creación del nuevo portal de Incavesa en internet para la comercialización de inmuebles y la emisión de participaciones preferentes por importe de 67 millones de euros.

Facebook
Twitter
LinkedIn
COrreo-e
Imprimir

Patrocinadores

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad