Mayoría absoluta nacionalista, pese a la visita a los juzgados

El año 2007 en Arona ha sido peculiar. Por un lado, Coalición Canaria, capitaneada por el alcalde, José Alberto González Reverón, consiguió la mayoría absoluta para los nacionalistas, que ahora gobiernan en solitario después de muchos años de pactos. Por otra parte, la vida política aronera estuvo marcada por el paso por los juzgados de la anterior junta de Gobierno, de la que formaban parte Coalición Canaria, Centro de Arona y Partido Popular.

Los miembros de la junta de Gobierno del Ayuntamiento de Arona durante el anterior mandato fueron procesados por un supuesto delito de prevaricación en la concesión de licencias urbanísticas tras la documentación que presentó el PSOE en la Fiscalía del Territorio y el Medio Ambiente en Madrid, que remitió el asunto a los juzgados de Arona. Pero se da la circunstancia de que, a pesar de haber sido procesados poco antes de las elecciones cuatro ediles de Coalición Canaria, esta formación política ganó por mayoría absoluta. Y lo hizo con una espectacular subida: pasando de 7 concejales a 13 de los 25 que tiene la Corporación, aunque sin los históricos Sebastián Martín, Juan José Alayón y Alfonso Barroso. Los únicos que repiten en este mandato son el alcalde, Marta Melo y Ramón García; y sólo el alcalde está imputado en el actual Gobierno en el caso de las licencias urbanísticas.

Arona es un municipio que puede presumir de renovación, con muchas caras nuevas en la Corporación. Eso sí, pese a la victoria con un equipo prácticamente nuevo, tiene clavada la espina del caso que la Fiscalía del Territorio ha trasladado a los juzgados de Arona. El alcalde fue el gran vencedor de los pasados comicios municipales y ha tenido una vertiginosa carrera política desde que empezó en la Concejalía de Servicios Sociales, sin estar liberado. Es indudable su tirón: fue elegido candidato para las elecciones de 2003 y ha arrasado en las de 2007, aunque todo podría irse al traste si es condenado por prevaricación, lo que supondría su inhabilitación como cargo público durante varios años, en función de la pena que se le imponga.

No obstante, el alcalde siempre ha dicho que se le pueden criticar errores y equivocaciones, pero que siempre ha trabajado con honradez por el pueblo de Arona. Reverón dijo a la salida de los juzgados, cuando fue a declarar ante el juez que lleva el caso, el decano de Arona, Nelson Díaz Frías, gran conocedor de la historia de la comarca, que “en Arona las cosas se han hecho así desde hace 30 años”. El alcalde se refería a la aprobación de licencias con informes negativos de los técnicos, algo que está claro que no ha gustado a la Fiscalía en Madrid. El caso sigue su curso y en los últimos meses han ido a declarar como testigos técnicos municipales. Y ahora habría que preguntarse si se trata de pequeñas irregularidades que se han permitido para ayudar al vecino… o ilegalidades sobre las que se ha hecho la vista gorda.

El juez tendrá que estudiar la documentación de los expedientes, que son muchos. Y encima la acusación particular, representada por el abogado Felipe Campos, ya ha dicho que va a presentar más porque afirma que se siguen aprobando licencias con informes negativos. No sabemos qué pensarán de todo esto los nuevos concejales de Coalición Canaria, que ya se han concentrado varias veces con el alcalde para hablar de la gestión municipal. Por lo demás, la política aronera ha deparado las tradicionales inauguraciones y reuniones vecinales de las que no cabe duda que el mayor partido lo ha sacado el alcalde y la aprobación del Plan General de Ordenación (PGO), un documento de vital importancia para el desarrollo planificado de cualquier municipio.

El PGO se aprobó definitivamente por la corporación durante el anterior mandato, aunque quedó pendiente una parte, en cuyo porcentaje no se llegaron a poner de acuerdo gobierno y oposición. Ahora falta que los cambios que realizaron los técnicos municipales solicitados por la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias (COTMAC) sean aceptados por el nuevo director general de Urbanismo para publicar el Plan General en el Boletín Oficial de Canarias, lo que supondría su entrada en vigor. Curiosamente, el día de su aprobación definitiva no aparecerá en la foto Manuel Barrios, ex alcalde socialista y ex socio del último pacto de Gobierno con el partido que creó tras su salida del PSOE, Centro de Arona. Barrios comenzó hace años a elaborar el Plan General y lo llevó este año al pleno para su aprobación definitiva, aunque con una parte del documento pendiente.

Ahora, el PGO ha quedado en manos del nuevo equipo de Coalición Canaria, pues Barrios se sienta en este mandato en las sillas de la oposición. Las cosas han cambiado en Arona. ¿Qué deparará el futuro?

Facebook
Twitter
LinkedIn
COrreo-e
Imprimir

Patrocinadores

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad