Estamos en marcha

Según las estimaciones de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) en Tenerife, es posible que el año en curso se cierre con 320.000 parados en un Archipiélago que no se recuperaría sus niveles de empleos anteriores a la crisis económica hasta 2017. Hemos de prepararnos porque la mejoría no habrá de producirse este año, y con seguridad tampoco el próximo. Esta crisis, parece claro, durará el tiempo que dure el PSOE en el Gobierno de España. Desde luego, la recuperación de una tasa de desempleo que actualmente ronda el 30% de la población activa del Archipiélago, no llegará hasta que no se reactive una incorporación estable de canarios al mercado laboral, lo que dependerá de nuestro crecimiento vegetativo pero sobre todo de las medidas que se pongan en funcionamiento para incentivar nuevas contrataciones.

Somos una de las comunidades autónomas donde más descendió el Producto Interior Bruto en 2009. La bajada fue del 4,2%, equiparable a Aragón y Comunidad Valenciana, según datos del Instituto Nacional de Estadística. Se estima, además, que en 2009 echaron el cierre en esta tierra unas 5.000 empresas, con la lamentable pérdida de unos 40.000 empleos. Es preciso, obviamente, que los dos principales motores de nuestra economía en las últimas dos décadas, en las que Canarias creció de forma sostenida, construcción y turismo, puedan recuperar la actividad que llegaron a tener. Afortunadamente contamos con un capital humano excelente y somos capaces de generar los mejores productos con muy pocos recursos, pero no dejamos de ser un Archipiélago que necesita eficiencia y la mejor conectividad posible para dar alas a lo mucho y bueno que producimos.

Mientras el Gobierno de España no tome las decisiones que todos esperamos que adopte, y siga empantanado en su propia inoperancia, poco podremos hacer desde el Archipiélago, por mucho que nuestra voluntad sea la mejor posible y las administraciones canarias intentemos poner todo de nuestra parte en crear las mejores condiciones para incentivar la actividad económica, aligerar la carga de las empresas y motivar la contratación. Mucho me temo que Rodríguez Zapatero no es ese estratega de la economía que necesitamos, y que más bien está entregado al parcheo sistemático y a echar tierra sobre todo problema, grande o pequeño, que se le presenta. No sabemos si por su cabeza pasa la convocatoria de elecciones anticipadas, pero ya hoy es compartido por todos que sólo el Partido Popular puede reflotar la situación.

Así sucedió con el Gobierno del PP en 1996. José María Aznar tomó las riendas del país y logró coordinar un equipo económico capaz de dinamizar la economía, generar millones de puestos de trabajo, y poner en valor a la administración y al sector empresarial. Costó años, pero España se situó entre las ocho potencias mundiales, con Canarias como ejemplo de ese crecimiento. Nos queda, eso sí, contribuir a operar el deseado cambio en lo político y lo económico. Pero eso también llegará a toda España de nuestra mano, siempre con el apoyo y la confianza de una ciudadanía que está cada vez más convencida de que nuestra alternativa es necesaria. No les quepa duda de que lo haremos, es cuestión de voluntad.

Porque somos muchos más los que creemos en un horizonte de prosperidad y oportunidades para Canarias. No sólo somos más sino que, además, estamos en marcha, decididos a conseguir unas islas sostenibles y, por qué no, más autosuficientes. La clave en estos tiempos está en el ahorro y la eficiencia en la gestión de los recursos, dando prioridad a aquello que es importante y renunciando a lo que es superfluo o accesorio. Bajar los impuestos ha de ser una prioridad, como también crear el marco económico y legal para que sea posible volver a crear puestos de trabajo, en lugar de pagar subsidios por no trabajar.

Si hay algo que caracteriza al Partido Popular de Tenerife es la pasión de un equipo que trabaja por y para los ciudadanos. Así lo hemos venido demostrando durante los últimos años, y así ha quedado refrendado con todas las iniciativas que venimos desplegando, de la que es buena prueba Tenerife en Marcha, una herramienta de trabajo que nos está permitiendo acercarnos al ciudadano, conocer sus prioridades y hacerlas nuestras. Ofrecemos a los tinerfeños nuestra preparación, nuestra dedicación y esfuerzo, porque el único empeño que nos mueve es estar en el mismo lado de aquellos que quieren que esta isla, que nuestro Archipiélago, avance. Hay salida a la crisis, y la encontraremos trabajando juntos, poniendo ganas y pasión a todo lo que hacemos. Es nuestro objetivo.

Facebook
Twitter
LinkedIn
COrreo-e
Imprimir

Patrocinadores

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad