Menos accidentes y muertos,pero con coches más viejos

La adopción en España del denominado carné por puntos ha traído un leve descenso en el número de accidentes, accidentados y muertos con relación al tráfico. Si bien en los primeros meses las estadísticas eran muy optimistas, con el paso del tiempo los siniestros han seguido una tendencia creciente, aunque con cifras menores a la de los primeros años del nuevo siglo.

Canarias no ha sido una excepción. Las cifras están ahí para el que las quiera ver. Según datos de la Dirección General de Tráfico, dados a conocer por el delegado del Gobierno en Canarias, José Segura; el general jefe de la Guardia Civil en la Comunidad Autónoma, Miguel Martínez; y el comandante de Tráfico de la Guardia Civil, Benito Monzón, las víctimas mortales en los 3.453 accidentes de tráfico registrados en las carreteras canarias (excluyendo las zonas urbanas) en 2006 bajaron un 21,49% en relación al año precedente, al pasar de 107 a 84. El número de heridos graves descendió un 6,57%, al bajar de los 470 de 2005 a 441 de 2006, mientras que subieron tanto los heridos leves (un 3,12%, de 1.632 pasaron a 1.683) como el número de accidentes, que se incrementó en un 9,58%.

La bajada en las víctimas mortales fue desigual cuando se distingue por provincias, ya que en Santa Cruz de Tenerife los fallecidos pasaron de 56 en 2005 a 34 en 2006 (un 39,28%) pero en Las Palmas bajaron de 51 a 50 (una bajada del 1,96%). El descenso porcentual de los fallecidos en accidente de tráfico en Canarias fue más acentuado si se compara únicamente el segundo semestre de 2006 con el mismo periodo de 2005, puesto que los muertos bajaron un 26,15%, al pasar de 65 a 48. La bajada de víctimas mortales en los accidentes también se ha detectado cuando se comparan las cifras desde 2003, cuando hubo 136 muertos frente a los 84 de 2006, un descenso del 38,23%. El carné por puntos, en cambio, no ha servido para atajar las tres razones principales por las que se generan accidentes en nuestra Comunidad Autónoma: exceso de velocidad, consumo de alcohol y no llevar puesto el cinturón de seguridad en todo momento.

El parque móvil

Mientras, la Federación Regional Canaria de Empresarios Importadores y Concesionarios de Automóviles (Fredica) aboga por la creación de manera inmediata de un Plan Prever específico para Canarias debido a la próxima finalización del actual plan de renovación. La prórroga establecida por el Gobierno central finaliza el próximo 1 de enero de 2008, fecha a partir de la cual desaparecerá, tras 11 años de existencia, dejando además de cubrir a los coches que superen los 2.500 centímetros cúbicos y a los vehículos de segunda mano. Los factores de seguridad y contaminación son fundamentales para la creación y puesta en marcha de un Plan Prever para el parque móvil canario. La circulación de vehículos de más de diez años por las vías del Archipiélago es un evidente factor de inseguridad, ya que no cuentan con las medidas y sistemas de seguridad que los coches han incorporado en fechas posteriores.

Estudios recientes indican que la renovación del parque automovilístico español reduciría el número de muertos y heridos graves en accidentes de tráfico entre un 21% y un 29%. En la actualidad, el 31,5% de los vehículos que circulan en España, es decir unos 8,5 millones, tiene más de diez años de antigüedad y, por tanto, no están equipados con los sistemas de seguridad disponibles en estos momentos en el mercado. Este porcentaje aumenta en Canarias situándose cerca del 40%, siendo el Archipiélago una de las regiones de Europa con mayor proporción de vehículos de más de diez años.

Los efectos de la emisión de CO2 son evidentes, ya que el transporte por carretera es el causante del 25,2% de dichas emisiones a la atmósfera. Está demostrado que un vehículo de los años 70 emite aproximadamente la misma cantidad de CO2 que cien vehículos nuevos. La renovación del parque móvil, tanto de los de más de diez años como de los que tienen menos de cinco e incluso los que acaban de salir del mercado, supondría una reducción del 40% de las emisiones de CO2 a la atmósfera. Desde Fredica se apuesta por la creación de un Plan Prever específico para las Islas, ya que la renovación del parque móvil es uno de los puntos estratégicos para la mejora de la seguridad en las vías de circulación y la reducción los efectos contaminantes de las emisiones de CO2 en los cielos canarios.

Facebook
Twitter
LinkedIn
COrreo-e
Imprimir

Patrocinadores

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad