Contra viento y marea

En política, como en cualquier otro terreno de nuestra vida, los obstáculos y las dificultades se deben afrontar con la actitud adecuada, un horizonte definido y el correspondiente trabajo que nos permita ganar el futuro. El instalarse en la negatividad, en el estéril lamento o en una irresponsable siembra del desaliento no contribuye a nada productivo; sólo es útil a quien a ello se aferra por carecer de determinación y lo que es más triste, sólo reporta conseguir adhesiones fáciles durante un corto período, pero un descrédito creciente a poco que avance el tiempo y sean otras, las realidades gratas, las que vayan emergiendo.

Cuando en junio de 2007 las personas que conformamos el nuevo Gobierno de Telde asumimos la responsabilidad de colocar otra vez a nuestra ciudad donde se merece, ya partíamos de la idea de que el inicio de nuestra andadura iba a ser duro, el recorrido toda una prueba de fondo y el camino una sucesión de baches que sortear debido a la caótica herencia que recibíamos. Los ciudadanos de Telde deben saber que nuestra determinación uno año y medio después sigue siendo firme, el espíritu el del primer día e inquebrantable y que la ilusión de poder cumplir con los compromisos adquiridos con los teldenses está más viva y presente en nuestras actuaciones cotidianas que nunca. La situación de nuestra ciudad no deja otra opción y la ausencia de una alternativa política seria aún le da más sentido a esta responsabilidad.

Los pueblos que ganan su futuro son aquellos que trabajan duro su presente, día a día, paso a paso, con perspectiva, con todas sus energías puestas en el horizonte a conquistar y en las dificultades a superar. Los teldenses deben saber que el gobierno de su ciudad está cimentando sobre pilares firmes la recuperación y transformación en positivo de la realidad económica, social, política y cultural de la comunidad que conformamos. Deben saber que a pesar de que corren tiempos de crisis general, de que decisiones de otros ámbitos y administraciones pueden retrasar en el tiempo nuestros objetivos, el proyecto de ciudad que se está poniendo en pie va caminando y nos permitirá estar a la altura de las oportunidades a poco que mejoren las condiciones adversas que ahora afectan al escenario nacional e internacional.

Estamos creando las condiciones para que los barrios de San Juan y San Francisco se conviertan pronto en núcleos receptores de una amplia e innovadora oferta turístico-cultural; estudiando el mejor trazado para un corredor que desde ahí trasvase todas esas visitas a la zona comercial abierta de San Gregorio; una zona ésta que cuenta ya con iniciativas pactadas con los comerciantes y que además ya tiene conseguidas las partidas de 2008 y 2009 para avanzar el Palacio de la Cultura y la Música. Porque estamos trabajando desde ya para todo ello, Telde estará en condiciones de aprovechar las oportunidades de empleo y creación de riqueza que se van a derivar de la ampliación del aeropuerto de Gando, la apertura de tres grandes centros comerciales, el definitivo impulso de sus cinturones industriales, la renta de situación que supondrá estar a medio camino entre los puertos de la Luz y de Arinaga, la conexión ferroviaria rápida que lo unirá con el sur y norte de la isla, la probable instalación de un hotel de ciudad y de un muelle deportivo. Porque hemos estado desde el primer día bregando para ello, Telde cuenta ya con financiación supramunicipal para 50 obras públicas que empezarán nada mas se inicie el año 2009.

Donde otros quisieran encontrar y explotar irresponsablemente desatino, sólo hay un esfuerzo titánico que empezará a mostrar sus logros pronto. Donde otros quisieran ver una falta de cohesión, hay por el contrario un compromiso serio y responsable sellado hasta las últimas consecuencias. Donde otros sólo han sabido y aún siguen sembrando tempestades, otros intentamos cosechar logros y realidades que sin embargo llevan su tiempo. Aún contra viento y marea, Telde avanza.

Facebook
Twitter
LinkedIn
COrreo-e
Imprimir

Patrocinadores

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad