Trabajo conjunto por La Laguna

El año 2009 estuvo marcado por la virulencia de una crisis que nos ha llevado, a la fuerza, a cambiar nuestros esquemas. En La Laguna, a pesar de ello -o, para ser más exactos, a causa de ello- hemos conseguido culminar 2009 con menos dificultades de las que se esperaban. Ha sido un año en el que, gracias al trabajo intenso y conjunto con los ciudadanos, que nos han ayudado a buscar nuevas fórmulas, a reinventar la ciudad y han apoyado nuestras decisiones, hemos podido salir airosos de esa coyuntura, sin más secreto que el trabajo continuo y saber escuchar a los ciudadanos, que en tiempos duros no piden otra cosa que atención a sus necesidades más acuciantes, creación de empleo y apoyo por parte del Gobierno municipal. Y creo, sin falsa modestia, que esas expectativas se han cumplido en gran medida.

En 2009 se abrieron en La Laguna casi 300 empresas y se prevé que para este año, aún con la crisis a cuestas, se instalen otros tantos negocios que vienen a sumarse al espíritu innovador con el que se está trabajando no sólo en el Centro Histórico sino en todos los pueblos y barrios. La Laguna va a seguir resultando atractiva para los empresarios, como medida fundamental para crear empleo. Para ello, hemos dado luz verde a una normativa para facilitar los trámites burocráticos y con ellos la simplificación de los tiempos de espera, que reduce el plazo de concesión de licencias para la apertura de negocios. Todo, con la única idea de crear empleo de calidad para los laguneros, de que el tejido empresarial se siga fortaleciendo y renovando al ritmo actual, para poder ser el motor económico del área metropolitana.

Paralelamente, este año hemos hecho un esfuerzo enorme para atender a todos aquellos a los que la crisis ha golpeado con más fuerza. Durante 2009 las ayudas de emergencia social aumentaron un 322% respecto al ejercicio anterior. Al finalizar 2008 nos dimos cuenta de que había que volver a planificar y distribuir los recursos de modo que nadie, de ningún rincón del municipio, quedara sin atender. Y aumentamos un 25% el presupuesto para el área de Bienestar Social, a la que destinamos 14 millones de euros. Han sido muchas las campañas sociales que hemos llevado a cabo este año, con bonificaciones especiales en los recibos de agua, que se han venido a sumar a las ayudas más señaladas. Y hemos intentado, a pesar del gran número de solicitudes, dar respuesta con la mayor celeridad posible, para lo que hemos reforzado los servicios con un personal cualificado al que aprovecho para agradecer su trabajo y su esfuerzo. Las nuevas instalaciones de Servicios Sociales, adaptadas y modernas, tratan de dignificar esa atención al ciudadano que, para nosotros, es primordial especialmente ahora.

El pasado 2009 ha sido, además, el año en el que hemos recogido los frutos del trabajo de la última década. Hemos recibido dos premios nacionales, uno del Ministerio de Cultura, que alaba y pone como ejemplo la gestión del Patrimonio contenida en el PEP; y un segundo galardón, del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, por el modelo de comercio interior, ligado al Centro Histórico, que tan buen resultado está obteniendo. El mayor ejemplo de cómo se puede trabajar desde el consenso con todos los agentes sociales es La Noche en Blanco. Un éxito de todos, de cada uno de los laguneros y laguneras, que surgió en el seno del Foro Anticrisis, pero que enseguida la gente hizo suyo. De este modo, pudimos disfrutar de una experiencia nunca antes vivida en la ciudad. Comercios, restaurantes, tascas y bares llenos, actos culturales y lúdicos en cada rincón, edificios históricos y museos abiertos… Fue una noche especial que, sin duda, repetiremos. Y que sirvió de preludio para una campaña de Navidad con 370 actividades gratuitas para todo el municipio gracias a la participación y colaboración de todos los colectivos, desde las asociaciones de vecinos a los comerciantes pasando por los integrantes de los Centros Ciudadanos.

Este municipio es único gracias a sus habitantes, que, sin duda, están a la altura del lugar en el que viven. Sin ellos, sin cada uno de los laguneros y laguneras, no habría sido posible culminar 2009 en estas circunstancias. Pero queda mucho, muchísimo por hacer. Con la misma ilusión y el mismo empuje, quiero que sigamos trabajando juntos durante 2010. Porque ahora, más que nunca, debemos mantener y aumentar lo que hemos conseguido. Agradezco profundamente el apoyo de todos, personas y colectivos, el cariño y el respeto con el que se acercan al Ayuntamiento y a este alcalde, la comprensión que manifiestan en los momentos duros y la responsabilidad y lealtad que muestran en los asuntos fundamentales que atañen a la ciudad. Porque estoy seguro de que, por encima de las formas, todos queremos que La Laguna siga siendo un paradigma de progreso dentro y fuera de Canarias. Por mi parte, estoy profundamente orgulloso de ser el alcalde de un municipio único y de ciudadanos tan ejemplares.

Facebook
Twitter
LinkedIn
COrreo-e
Imprimir

Patrocinadores

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad